El cierre de la primera vuelta de la Liga va a ir a cargo de la Real Sociedad y el Espanyol, un encuentro con historia. El primer partido de liga entre ambos equipos fue en Montjuic,  corría el 1929, seis días después de la inauguración oficial del estadio; el partido se celebró en unas semanas que en la montaña mágica no se dejaron de celebrar actos deportivos en el estadio, en la celebración de por aquel entonces un campo al cual llamaban el ‘Monumental’.

El Espanyol visita a la Real Sociedad, un equipo que históricamente no se le da especialmente bien cuándo juega en tierras vascas. Como visitante el Espanyol se ha enfrentado a la Real Sociedad en sesenta y ocho ocasiones en las que solo ha conseguido trece victorias, trece empates y ha perdido en cuarenta y dos ocasiones.

De hecho, a los pericos se le hace tan cuesta arriba el conjunto txuriurdin que nunca ha conseguido encadenar cuatro visitas consecutivas sin perder; lo máximo han sido tres partidos y esto ha sucedido en cuatro ocasiones, la última, la presente racha que tendrá el desenlace en unas horas.

No obstante, puntuar hoy significaría auparse hasta la séptima plaza, posición que da el pasaporte a la Europa League. Esto no significa que al final de la liga acabe igual, pero el Espanyol no cierra una primera vuelta en posiciones europeas desde la temporada 2011/2012. Por el contrario, no ganar significaría cerrar la jornada diecinueve con 24 puntos, los mismos con los que acabó Quique Sánchez Flores la temporada pasada y dos menos de la primera vuelta del ‘Faraón’ en el Espanyol.

El colegiado del partido será el señor Del Cerro Grande (Colegio madrileño). Con este colegiado el Espanyol no gana fuera de casa desde el 9 de abril de 2015, por aquel entonces fue por 0-3 en El Madrigal. La primera vez que pitó al Espanyol fue en Anoeta el 20 de noviembre del 2011, ese día los de Phillipe Montainer y Mauricio Pochettino empataron a cero.