Hoy es un día muy especial para Raúl Tamudo, hoy cumple 40 años el que ha sido a buen seguro el jugador más determinante de la historía de nuestro club, el que siempre será 23 perico atendió a MD en su casa.

A sus 40 años destaca que, ‘me encuentro muy bien físicamente, todo es muy diferente a cuando tenía 20 años. Soy un afortunado por poder trabajar a esta edad en el club de mi vida, poder ayudar y estar rodeado de jugadores’, señala Raúl.

El de Santa Coloma tiene una espina especialmente clavada, la final de la UEFA de Glasgow todavía escuece en la memoria del delantero, ‘es una espina que aún tengo clavada. Después de ganar las dos finales de la Copa, llegó la europea y teníamos una cuenta pendiente. No pudo ser. Lo tuvimos muy cerca y no pudimos ganar’, y sueña con tener otra oportunidad aunque ya no sería como jugador, “sí, pero es muy complicado porque primero hay que hacer una gran temporada y clasificarte. Luego disputar la competición hasta la final y ganarla. Tienen que ser dos años casi perfectos para lograrlo. Con el grupo humano que tenemos y con lo bien que se están haciendo las cosas ahora, ojalá se consiguiera. Yo disfrutaría como un enano, como uno más de ellos porque los que somos del Espanyol llevamos mucho tiempo esperando que vuelva ese momento”, señala un ilusionado Tamudo.

Raúl Tamudo confía plenamente en el equipo y está convencido que los resultados llegarán 

Hablando de la presente temporada Raúl Tamudo ve al equipo trabajando muy bien y con muchas ganas, “se ha notado mucho que llevamos un año trabajando con el mismo entrenador y la plantilla es prácticamente la misma. En la anterior costó arrancar porque era un proyecto nuevo y con muchísimos cambios. Pero una vez que empezamos a ganar partidos todo fluyó mucho más. En la actual campaña hemos comenzado mejor. Creo que el equipo está más maduro, con más experiencia y eso se nota en cada partido, donde hay momentos que se está jugando muy bien al fútbol”, afirma Raúl.

“No hay que hablar de techo sino dejar trabajar al equipo. Los jugadores están super-ilusionados y se dejan la vida en cada entrenamiento. Eso, al final, se nota en los partidos. Hay que apoyarlos, animarlos y dejar que hagan lo que saben hacer, que es jugar al fútbol”, así de claro lo deja Raúl Tamudo, que confía plenamente en el equipo.