Este domingo estrenamos el mes de julio y eso es una buena noticia en el Espanyol, el cambio de mes trae consigo el aumento de forma notoria de la cláusula de rescisión de varios jugadores que serán todos ellos de la primera plantilla la próxima temporada.

El caso más conocido y comentado es el de Aarón Martín, el canterano espanyolista despierta el interés de varios clubes por hacerse con sus servicios, pero el precio del lateral izquierdo sube hasta los 40 millones de euros a partir de hoy. Según desveló Roger Guasch esta semana el Benfica habría ofrecido 5 millones, y como no podía ser de otra manera el club perico rechazó esa oferta.

Pero no solo Aarón Martín verá aumentada su cláusula de rescisión, dos jugadores que subirán esta temporada al primer equipo también la verán aumentada de forma considerable, son los casos de Pipa, que su cláusula pasará de 20 a 40 millones de euros y el caso de Puado que pasará de 15 a también 40 millones de euros.

El Espanyol también ha acordado ejercer la opción de compra que tenía por Sergi Darder, por lo tanto hoy entra también en vigor su nuevo contrato que lo liga al Espanyol hasta el 2023, con un cláusula de rescisión de 50 millones de euros.

Javi Puado celebrando el ascenso con el Espanyol B. Foto: RCDE