Con apenas una semana en el cargo, Abelardo va ganándose poco a poco la afición del Espanyol. No lo tiene fácil. Tiene que convencer a una hinchada desenamorada en dos ocasiones por el discurso de David Gallego y Pablo Machín.

En la rueda de prensa previa al derbi, el ‘Pitu’ Abelardo ya empezó a encandilar a buena parte de la afición perica con frases como: “Soy el primer perico y me llevaría una alegría inmensa de ganar al Barça“.

No obstante, la afición sabe que las palabras se las lleva el viento, está escarmentada, y Abelardo, tendrá la difícil tarea de: convertirse en el tercer entrenador de la temporada y debutar ante el Barça. En ese aspecto, el ‘Pitu’ se convertirá esta noche en el tercer entrenador de la historia del Espanyol que debuta en liga ante el FC Barcelona. Tarea difícil.

Abelardo Fernández se convierte en el entrenador número cincuenta y uno en dirigir un derbi liguero sentado en el banquillo; y, como decíamos anteriormente, en el tercero en debutar en el banquillo perico en un derbi. Como él, también lo hicieron Harry Lowe y Miguel Ángel Brindisi.

Harry Lowe, un paso fulgurante por el Espanyol

La temporada 1935/36, la octava temporada consecutiva en primera, el Espanyol arrancaba la liga con técnico nuevo, el británico Harry Lowe. El segundo técnico extranjero que dirigiría al Espanyol en liga después que lo hiciera el también anglosajón, Jack Greenwell. En esta ocasión, Harry Lowe debutó ante el FC Barcelona en la jornada 1 de liga, consiguiendo la victoria por 1-0 con gol de Edelmiro. No obstante, Lowe, solo estuvo tres partidos en el banco perico en el cual ganó dos partidos (vs Barça y Osasuna) y perdió otro, ante el Real Madrid.

Miguel Ángel Brindisi, pescando en río revuelto

Quién tampoco tuvo una llegada fácil al Espanyol, ni mucho menos un debut, fue Miguel Ángel Brindisi. El técnico argentino llegó al banquillo blanquiazul la temporada 1998/99 tras la salida de su compatriota Marcelo Bielsa. Era la jornada 7 y Brindisi se encontró en una situación realmente parecida a la de Abelardo: un vestuario desconcertado, en zona de descenso y a menos de una semana de un derbi. En esa ocasión Brindisi perdió en su debut ante el Barça por 1-2 (De Lucas; Kluivert y Giovanni) pero aupó al Espanyol hasta la séptima plaza en la clasificación final.

Abelardo Fernández, en bajada y sin frenos

En esta ocasión Abelardo tiene la peor papeleta de todas. La liga ya comienza la bajada hacía su final y el Espanyol está sin frenos hacía un acantilado que se llama Segunda División. Abelardo deberá reconducir la situación trazando y salvando los obstáculos que se encuentre en el camino, el primero, dentro de unas horas, cuándo sin apenas calentar se encontrará la primera piedra del camino, el Barça.

Su suerte, será la nuestra.