Gerard Piqué pedía al terminar el derbi de ida en el RCDE Stadium que la afición del Barça fuera ejemplar en el partido de vuelta, que no insultará al rival y tuviera un buen comportamiento, pues bien, cabe destacar que no tuvo mucho éxito el central azulgrana en su llamamiento, desde el minuto uno se profirieron insultos muy variados desde la grada culé. Incluso como demostró Voz Perica, desde las afueras del feudo azulgrana ya se insultó con insistencia a nuestro club.

Incluso aficionados pericos que entraron al Camp Nou, fueron insultados y agredidos hasta el punto que los Mossos debieron desalojarlos en un fuerte cordón policial para evitar males mayores.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol