Álex Rosal, editor de Voz Perica, aprovechó la presentación del libro de Sergio Fidalgo “Oh Espanyol, mi buen amigo” para explicar qué significaba ser del Espanyol, sentirse perico, para todos aquellos que posiblemente se pregunten los motivos por los cuales uno es aficionado del RCD Espanyol.

Un “manual de guerra” para los rebeldes que no aceptan el pensamiento único

Para Álex Rosal, el libro de Sergio FidalgoOh Espanyol, mi buen amigo” más que recopilatorio de artículos lo calificó como un “manual de guerra” para todos aquellos rebeldes que no quieren seguir la misma corriente que la mayoría y que tienen sus propias ideas.

“Este libro de Sergio Fidalgo -señaló Rosal- está dirigido a toda la gente joven, rebelde, soñadora, antisistema, en el buen sentido… que no están dispuestos a aceptar el pensamiento único en ninguna de sus facetas: ni deportiva, ni política ni económica. A toda esa gente que tiene sueños, que son poetas y que no están dispuestos a considerar la vida en clave de poder, de economía o de éxito, es justamente a quién va dirigido este `manual de guerra´ con ADN perico”.

Los rebeldes serán, en su gran mayoría, pericos

Esos rebeldes, en su gran mayoría, serán pericos -comentó el editor de Voz Perica-, ya que un no perico no comprende eso de no estar con lo que dice la mayoría; tener un argumento propio, o el que no le importe ir de derrota en derrota…, en definitiva, una filosofía de vida que desde pequeños llevamos los pericos; y los que no son pericos y tienen esa rebeldía tienen que saber que algún día serán pericos porque llevan en su sangre ese ADN”.

Heredar un estilo de vida

Por otro lado, Álex Rosal se ha mostrado emotivo a la hora de recordar a su padre y le ha agradecido el hecho de haberle hecho perico. “Recuerdo y agradezco a mi padre haberme hecho perico porque más que el patrimonio económico que te pueden dejar los progenitores, lo más importante es el patrimonio de un estilo de vida, de una forma de vivir el día a día”, afirmaba Álex añadiendo que es algo que los pericos “tenemos muy interiorizado”.

Álex Rosal: “El Espanyol es una escuela de vida, donde aprendemos qué es la derrota, la contrariedad”

El Espanyol, una auténtica escuela de vida

El editor de Voz Perica no ha dudado en afirmar que “el Espanyol es una escuela de vida donde aprendemos qué es el sufrimiento, la contrariedad o la derrota”, o lo que es lo mismo, el saber perder. “Cuando el Espanyol pierde, los pericos nos vamos a la cama un poco contrariados, pero de alguna manera tenemos en nuestra psicología un resorte para podernos sobreponer”.

“Tengo muchos amigos culés que no soportan la derrota, y no la soportan porque no la viven, y cuando su equipo triunfa, esa victoria no la saborean”, subrayó Rosal.

Sergio Fidalgo

Pericos, con ADN rebelde

Ser del Espanyol es ser diferente, y más en Cataluña. Álex Rosal explica que “un aficionado madridista o culé no soporta la derrota porque no la vive igual que cuando consiguen una victoria tampoco la saborea como la saboreamos los pericos”. En conclusión, ser perico es pertenecer, como decía bien uno de los lemas del Espanyol, a una casa de rebeldes (Home of Rebels).

Por último, Álex Rosal señaló que “el libro de Sergio Fidalgo Oh Espanyol, mi buen amigo es uno de los libros que mejor reflejan la filosofía de vida de ser del Espanyol“.