El capitán del Espanyol es una persona de las que quedan muy pocas en el mundo del fútbol, todos sus compañeros hablan maravillas de él y sin duda cuando eso sucede es que es una persona muy especial. Este martes los compañeros de MARCA entrevistan a Almudena García, una fiel seguidora perica que con tan solo 8 años se rompió el fémur, por tres partes y desde el primer día contó con el apoyo de Javi López, que por aquel entonces estaba en el filial.

Le considero como un hermano, y mira que tengo dos, pero siempre puedo contar con él. En 2010 me rompí el fémur por tres partes y como ese año hacía la comunión, yo quería una camiseta del Espanyol, pero con el nombre de Pochettino porque me encantaba. Mi madre fue a la Ciudad Deportiva e hizo que me la firmasen los jugadores del primer equipo, del B y el Femenino. Entonces conoció a Javi López, que estaba en el filial, y le contó lo que había ocurrido. La firmó, la dedicó y le dijo que a ver si en un futuro me podía conocer y seguro que me recuperaría y estaría bien. Mi madre seguía acudiendo a verle a los partidos del B y él siempre le preguntaba“, cuenta Almudena a MARCA.

El 10 de agosto del 2010, Javi López la conoció y durante mucho tiempo y hasta el día de hoy han entablado una amistad importante, el capitán perico la apoya y le sirve incluso de psicólogo en sus peores momentos, “cuando le conocí empezaron sus ánimos. Me dijo a la siguiente semana tienes que venir con muletas, luego caminar por mi cuenta… en rehabilitación pensaba que no quería fallarle porque estaba confiando en mi después de saber que los médicos dudasen de que fuese a tener un vida normal. Yo pensaba tengo que hacerlo y conseguirlo. Cuando me recuperé y me vio, aún tengo la reacción en la mente. Fue increíble”, señala una emocionada Almudena García.

Ahora se sigue recuperando de la rodilla, que le está dando muchos problemas a esta incondicional aficionada del Espanyol, “ser del Espanyol te da la vida. Ya pueden venir 1000 adversidades más, que me levanto“, señala una Almudena que pese a sus problemas de salud jamás se ha perdido un partido del Espanyol.