Álvaro Vázquez vuelve a sonreír, el delantero de Badalona parece haber encontrado en Tarragona el lugar idóneo para recuperar las buenas sensaciones y ver puerta, que al fin y al cabo es de lo que vive un delantero.

En 76 minutos que ha estado sobre el campo vestido de grana ha logrado dos goles, uno en Pamplona ante Osasuna y otro el pasado domingo en el derbi ante el Reus, todo ello sin haber sido todavía titular en el Nàstic de Tarragona.

Me acuerdo de mi familia, que ha estado todo este tiempo sufriendo y ahora ven los goles y se alegran por mi”, señala un contento y aliviado Álvaro Vázquez, que se marca ya el próximo objetivo, ser titular en El Molinón, estadio donde el Nàstic juega su próximo partido, pero remarca, “esa ya es una decisión del entrenador”, afirma el delantero.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol