Ander Mirambell es uno de los deportistas de élite de España. Ha sido dos veces Campeón en la Copa América de Skeleton, un deporte olímpico de hielo, y siete top 20 en la misma competición.

Además, es embajador deportivo del RCD Espanyol por el mundo entero. Un verdadero orgullo para este perico de corazón que muestra la enseña del club blanquiazul en su propia ropa de deportista de élite.

Xavier Enseyant, del diario La Grada, le ha entrevistado, y por su interés Voz Perica la reproduce íntegramente:

– ¿Qué te empuja a tirarte de cabeza a 140 kilómetros por hora ?
La ilusión de continuar creciendo y cumpliendo objetivos. Primero fue clasificarme para unos Juegos Olímpicos, después ganar una Copa América y el año que viene me gustaría hacer top 10 en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang ‘18.

-¿Es un riesgo controlado cada vez que compites?
Controlado relativamente. El control y el ritmo lo pongo yo, pero también intervienen factores externos. Para conseguir un buen resultado hay que ir al límite. La línea entre la cordura y la locura es tan fina que a veces te pasas y sufres un accidente. Y a veces logras una genialidad y ganas la Copa América.

-¿Has tenido miedo alguna vez?
Miedo no, pero respeto sí que he tenido dos o tres veces. Por ejemplo cuando se mató el chico de Georgia en los Juegos Olímpicos de Vancouver. O en Cesana (Italia), donde sufrí un accidente y al día siguiente tenía que competir. ¡Me quedé bloqueado! Hay momentos en los que tienes mucho respeto, pero hay que luchar para salir. Es un deporte muy mental y la mente tiene que estar preparada para todo.

-¿Algún susto más?
Me rompí la clavícula en Alemania y tuve que pasar por el quirófano. Y en Austria me corté el dedo anular y también pasé por el quirófano. Pero todo forma parte de un deporte de velocidad.

-Llevas 7 de 7: top 20 en todos las pruebas de la Copa del Mundo. ¿Es tu mejor temporada?
Sí. Y hay que sumar dos victorias en la Copa América. En total son nueve carreras, brillando con resultados que no me hubiera imaginado. El año pasado sufría para estar en el top 30. Y ahora estoy entrenando en el top 20, a veces en el top 15…y sin pretemporada por culpa de la rodilla.

-¿A qué se debe esta mejora?
Hemos mejorado mucho el trabajo mental. Con mi entrenador Bernat Buscà aplicamos técnicas mentales en las sesiones preparatorias. Por otra parte, conozco más el trineo porque el año pasado era nuevo.

-¿Me puedes poner un ejemplo de este trabajo mental del que hablas?
A la hora de trabajar la técnica de salida Bernat me dice que si no hago bien la primera no me dejará volver a intentarlo y nos pondremos con otras cosas. Eso te exige y te obliga. Y lo hacemos a 35 grados en verano. O durante los tres minutos de recuperación me hace visualizar el circuito de Innsbruck.

-¿Cuáles son tus próximos objetivos?
Tengo el Mundial justo en dos semanas, el viernes 24 de febrero y el domingo 26. Después la Copa del Mundo de Pyeongchang (Corea del Sur). Un buen resultado allí nos daría un punto extra. Es un circuito nuevo para todos y hay que saber qué tipo de cuchillas sirven. Es la única oportunidad de probar el circuito de los Juegos Olímpicos en las mismas condiciones que tendremos. Será el sábado 18 de marzo y en los días previos haré 24 bajadas para probarla.

-¿Cómo funciona la clasificación para los Juegos?
Van los 30 mejores del mundo. Y puntúan siete carreras de la Copa del Mundo que se disputan entre noviembre y enero. Ya tengo deberes para verano: mejorar la técnica de salida. Solo que mejores una décima en la salida, ganas tres décimas en meta. La salida es el 30%.

-No todo el mundo puede decir que ha ido a dos Juegos Olímpicos, ¿no?
No soñaba ni con unos, pues imagina si hago tres. Y sobre todo compitiendo, no solo para acabar. En esta Copa del Mundo hemos marcado buenas velocidades punta, hemos ganado carreras (Copa América) y estamos en constante crecimiento.

-¿Cuántas horas entrenas al día para lograr todo eso?
Dos horas por la mañana, dos horas más por tarde y el entrenamiento mental. Cuatro horas no me las quita nadie.

-¿Y cómo es un entrenamiento normal?
Ahora, que estoy en temporada, entreno la potencia con multisaltos, trabajo la salida con trineos de ruedas, arrastro 20 kilos para ganar potencia en las piernas… Y en el gimnasio trabajo la fuerza explosiva, por ejemplo con sentadillas de 100 kilos. En pretemporada llego a levantar 275 kilos en medias sentadillas.

-Desde esta temporada representas al Espanyol por el mundo. ¿En qué consiste esta colaboración?
Soy embajador y represento los valores del Espanyol. Si voy a dar una charla a un colegio de Canadá llevo los colores del equipo. Además ayudo al club en lo que me pide: para apoyar al Femenino o promocionar la Cursa Solidària 1900.

-¿De dónde obtienes los recursos para costearlo todo?
La Federación Española de Deportes de Hielo se encarga de casi todo, del 90%. El resto lo cubre mi sponsor Munich. Y también tengo un entrenador compartido por tres países.

-¿Y cómo te ganas la vida?
Trabajo para la Liga4sports, que pertenece a la LFP. El objetivo es crear iniciativas para que el deporte español pueda beneficiarse del dinero que ganan los clubs de fútbol.

-Entonces conocerás a Tebas…
Sí, claro. Soy uno de los muchos empleados que trabajan para él.

-¿Y cómo es Javier Tebas en las distancias cortas?
Una persona muy profesional. Tiene una visión del fútbol muy diferente a la que se puede escuchar en la calle. Quiere hacerlo crecer y le ilusiona su parte humana. Siempre se pregunta qué puede hacer el fútbol por la sociedad.

-Por cierto, en la Copa América te pusieron el himno republicano. ¿Qué pasó exactamente?
Cogieron un CD antiguo. No estaban acostumbrados a que un español subiera al podio. Y cuando sonó el himno me descojoné de risa porque me acordé de los que sucedió en la Copa Davis. Y como tenía que volver a subir al podio, le busqué el himno actual al juez en youtube de su móvil. Pero no ha sido la única vez que me ha pasado algo así: el año pasado me pusieron la bandera al revés y en otra ocasión el himno iba demasiado lento.

-¿A qué jugador de la actual plantilla te llevarías a entrenar o quién crees que podría ser más rápido lanzándose por el tobogán?
Hernán Pérez parece ser el más rápido, pero me llevaría a Caicedo para quitarle los miedos y que volviera a ser el Caicedo que todos queremos.

-¿En las últimas semanas has podido seguir al Espanyol desde la distancia?
Sí. Y me he llevado más de una bronca de mi entrenador por ello. Si el partido es por la tarde me salto la cena y voy a verlo a un pub irlandés o a un restaurante español de Innsbruck donde pongan el partido. Y si es por la noche lo escucho por la radio.

-¿Qué te parece la temporada del Espanyol?
De menos a más. Es ilusionante y deberíamos ir a Europa.

-Para que la gente lo entienda. ¿Un top 20 en la Copa del Mundo de skeleton tiene el mismo mérito que si el Espanyol se clasifica para Europa?
¡Correcto! Y un top 15 es como ir a la Champions. Los recursos de los que yo dispongo son mínimos y Gran Bretaña tiene dos millones de euros de presupuesto por temporada.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol