Este verano ha llegado al Espanyol un viejo conocido de la Dani Jarque, Andrés Prieto, que llegaba para cubrir el hueco dejado por Roberto Jiménez. El meta alicantino sabía cuando fichaba por el Espanyol que tendría una gran competencia con Diego López, pero pese a ello nunca tuvo dudas de volver a la que considera su casa. Ha hablado para AS.

“Los contactos se iniciaron en mayo más o menos y me tocó esperar, pero entiendo que son cosas del fútbol. Ahora estoy en el Espanyol contento, con mucha ilusión y ganas de trabajar”, afirma Andrés Prieto sobre como transcurrió su vuelta al club perico.

El guardameta deja claro que para el Espanyol es como su casa, donde ha crecido y donde se siente muy a gusto, “este es un club que lo siento como mi casa. Se me dio la opción de ser profesional”, señala Andrés y como es lógico sabía que se iba a encontrar con una gran competencia como es Diego López, “puede ser que vayas a otro club y la competencia sea menor, pero no es el caso. Soy realista, conozco la importancia de Diego. Es muy bueno, le respeto muchísimo. Mi única meta es trabajar duro”, señala el guardameta.

Por último deja claro que no ha venido al Espanyol para cubrir un hueco durante un año, quiere crecer en el club perico, “siempre he sentido que la dirección deportiva tiene plena confianza en mí. Si venía al Espanyol era para trabajar y competir. No sabemos lo que pasará con Diego López en el futuro, si renovará o no pero mi idea no es venir un año a cubrir un hueco. He venido para estar mucho años. Quiero crecer aquí”, sentencia Andrés Prieto.