El árbitro Fernández Borbalán no quiso pitar la acción más polémica del partido. Ya en el tiempo del descuento y cuando apenas quedaban dos minutos para terminar el encuentro, con un Espanyol metido de lleno en la portería de la Real Sociedad, llegó la jugada para la moviola y el debate.

Proteger el balón con el cuerpo en el área pequeña

En el saque de una falta lateral colgada al centro del área pequeña, el defensa vasco Íñigo Martínez, de forma burda y totalmente ilegal protegió el balón con su cuerpo para que los blanquiazules no pudieran rematar en una acción, que bien podría haber supuesto el empate.

Como se puede ver en la foto de arriba, del fotógrafo David Ramírez, publicada en La Grada, el jugador de la Real Sociedad bloqueó el balón de forma clara y total, y el árbitro Fernández Borbalán no quiso pitar nada.

Debería haber sancionado un libre directo dentro del área

Los jugadores blanquiazules protestaron de forma airada, y el sevillano José Antonio Reyes vio una amarilla por ello, al tener la certeza que dicha acción debería haber sido sancionada con un libre indirecto… pero el colegiado no lo vio así.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol

Compartir