Su aventura en la liga inglesa no está siendo lo que Lucas esperaba. El delantero español quiere minutos para el año que viene y el Espanyol es uno de los clubes mejor posicionados para hacerse con los servicios. Su actual entrenador, Arsene Wenger ha movido ficha. El preparador francés dicho que cuenta con él, aunque no sabe si él mismo continuará, y reconoce que tienen que “sentarse a hablar y ver si tiene opciones razonables de jugar o no la próxima temporada”.

Busca minutos

La situación del delantero en el Arsenal no es la que él esperaba cuando en verano dejó el Deportivo de la Coruña. Las lesiones y el cambio de posición de Alexis Sánchez le han cerrado su hueco en el 11 del conjunto inglés y Lucas está cansado de ser suplente.

Su objetivo es jugar con España el Mundial de Rusia de 2018 y para ello necesita minutos. El delantero quiere una salida y desde el club inglés no se vería con malos ojos una cesión que revalorizase nuevamente al delantero español.

En entrenador francés, que no sabe si seguirá el año que viene, no va a dejar salir fácilmente al delantero si continúa en el equipo inglés. Dépor y Valencia también están al acecho

Wenger le quiere

La continuidad de Wenger en el Arsenal no está asegurada, pero lo que sí ha dejado claro en rueda de prensa es que Lucas “es un jugador de máximo nivel pero no puedo darle los partidos que quiere y merece, lo confieso. Me sabe mal por él. Tiene mucha calidad. Me encantaría que siguiera si yo soy el entrenador“.

Sin embargo, esa afirmación tan bonita trae consigo un pero al que los pretendientes de Lucas, entre los que está el Espanyol, se aferran. “Tendríamos que sentarnos y ver si tiene opciones razonables de jugar o no la próxima temporada” ha dicho el entrenador galo.

Esta temporada Lucas tan solo ha jugado 11 partidos como titular, y sus dudas para seguir en el equipo gunner son cada vez mayores. Casi no ha tenido oportunidades de demostrar lo que vale y, aunque le gustaría triunfar en el Arsenal, prefiere tener minutos.

Su fichaje

Luca Pérez se marchó del Deportivo de La Coruña el pasado verano por unos 20 millones. Desde el club inglés verían con buenos ojos una cesión del delantero. Quieren que se revalorice fuera de la disciplina inglesa ya que su estancia allí le ha hecho bajar mucho su caché.

Buena culpa de ello tiene los 11 partidos que ha jugado en Liga y en los que tan solo ha conseguido un gol. En Champions ha tenido más suerte, su mejor partido fue cuando logró el ‘hat trick’ en la goleada en casa del Basilea (1-4) el pasado diciembre.

En la lucha por hacerse con los servicios de Lucas estarían también su anterior club, el Deportivo de la Coruña, y el Valencia. De momento parece que Wenger frena la salida del delantero pretendido por el Espanyol. La continuidad del entrenador francés como ‘gunner’ va a ser uno de los factores determinantes, aunque la decisión final será del jugador.