La vuelta a los entrenamientos del conjunto perico ha hecho saltar todas las alarmas al ver que su goleador y héroe en el último partido, Leo Baptistao, se retiraba antes de tiempo de la sesión. Por su parte el paraguayo Hernán Pérez, no saltó al campo por un esguince en el tobillo.

Hay que hacerle más pruebas a Leo

La situación del delantero brasileño, en principio, no reviste gravedad. En una primera exploración realizada en el vestuario todo parece indicar que se quedará en un susto. Sin embargo, habrá que esperar a ver qué dicen las pruebas que se le realicen.

Durante el partidillo con el equipo, Baptistao notó molestias en el cuádriceps derecho y ante la duda prefirió parar. No completó la sesión de entrenamiento con sus compañeros pero, si no hay ningún contratiempo, hoy podría volver con el grupo.

Baptistao y Hernán Pérez son duda para el partido frente al Atlético de Madrid. Álvaro Vázquez continúa lesionado mientras que Óscar Melendo vuelve al grupo.

El resto de tocados

Hernán Pérez es otro de los que preocupa a Quique Sánchez Flores. El extremo tiene un esguince en el tobillo izquierdo y, de momento, tiene que mantenerse al margen del grupo y realizar trabajo específico. La idea es que pueda incorporarse con normalidad a los entrenamientos a lo largo de la semana, pero todo depende de cómo evolucione el tobillo del jugador.

El otro tocado de la plantilla es Álvaro Vázquez. El delantero continúa realizando trabajo específico de recuperación por sus problemas en el adductor de la pierna izquierda. Esta semana hay que ver cómo evoluciona y si se perderá otro partido por culpa de sus problemas musculares.

Las buenas noticias

La otra cara de la moneda blanquiazul la protagoniza Óscar Melendo. El centrocampista ha superado los problemas en la rodilla que le impidieron estar en el último partido y ya se entrena con normalidad. Estará disponible para Quique Sánchez Flores de cara al partido contra el Atlético de Madrid.