Apareció Leo Baptistao y decía que el equipo no le había echado de menos. El delantero perico aprovechó la única oportunidad que tuvo, en una contra agónica, a la desesperada. Y en el último suspiro del partido, cuando más duele, puso el 0-1 en el marcador.

Las aspiraciones europeas del Espanyol siguen intactas a pesar del mal partido del equipo. Un Leganés bien cerrado atrás y presionando a los hombres clave en la creación perica, –Jurado, Piatti y Gerard Moreno– no supo aprovechar las numerosas oportunidades de las que ha gozado en el encuentro.

Un Leganés muy ordenado

No estaba bien el Espanyol en la primera parte. Sin juego, sin oportunidades, no era capaz de conectar con los de arriba. Jurado estaba constantemente vigilado por Adrián Marín y apenas entraba en el juego. Piatti, negado durante todo el partido no solventaba las oportunidades que tenía como nos tiene acostumbrados. Y Gerard Moreno estaba completamente desaparecido. Solo Aaron, desde la banda izquierda llevaba el peligro perico en ataque pero sin encontrar rematador.

El Leganés por su parte, estaba a lo suyo. Presionando a los hombres clave espanyolistas y teniendo cada vez más oportunidades. Sin embargo, y a pesar de llegar con regularidad a la meta de Diego López, el gol se le resistía. La mejor jugada de la primera parte la protagonizó Adrián Martín. Robo de balón en el campo del Espanyol, un par de regates, internada en el área y parada del portero periquito. Un guión que se repetiría con cada oportunidad. Un Diego López, que ha parado todo lo que se acercaba a la portería.

Leo Baptistao marca un gol en el último minuto del partido y da la victoria al Espanyol. El sueño de Europa sigue intacto a pesar del mal partido del equipo. Duro castigo para el Leganés que mereció más.

Las segundas partes le ponen al Espanyol

Por muy mal que en la primera parte estuviera en equipo, nada tuvo que ver con el que salió en la segunda. Eran los mismos hombres pero la actitud, era otra. Jurado empezó a soltarse de su marca y a participar más en el juego del equipo. Los toma y daca eran cada vez más peligrosos y el Espanyol, empezaba a rondar el gol.

La primera de las oportunidades fue para Caicedo. Perfecta contra del Espanyol que el delantero no pudo materializar en el mano a mano. La segunda para Jurado, que ya con cierta libertad estrelló el balón en la madera. Y a la tercera ocasión clara de gol, como se suele decir, fue la vencida. Último minuto de partido, balón arriba a la desesperada que le cae a Gerard Moreno. El delantero ve el hueco para Leo Baptistao que le come la tostada a toda la defensa pepinera y resuelve por arriba ante la salida de Herrerín. 

Leo Baptistao celebra un gol con el Espanyol

Así queda la clasificación

La victoria del Espanyol supone acercarse un poquito más a los puestos de Europa League. Tras la derrota de ayer de la Real Sociedad se encuentran ahora mismo a 3 puntos de la séptima plaza, a falta de saber lo que haga el Eibar contra el Betis esta tarde.

El calendario que le queda por delante a los periquitos no es sencillo tienen que recibir al Atlético de Madrid, al Barcelona y al Valencia. Y visitar al Sporting, el Deportivo de la Coruña y al Granada. Sin embargo, si algo han demostrado es que el sueño de Europa que tienen los aficionados, los jugadores lo lucharán hasta el final.

Por su parte el Leganés mantiene las distancias con el Sporting y sigue a 5 puntos del descenso. Los pepineros desaprovecharon una gran oportunidad para alejarse de los puestos de descenso y podría llegar a acordarse del punto que ha dejado escapar en el último minuto de partido.

Ficha ténica

Leganés: Herrerín; Tito, Mantovani, Siovas, Adrián Marín; Morán, Rubén Pérez (Timór 67′); El Zhar, Szymanowski (Machís 88′), Gabriel; y Guerrero (Luciano 62′).

Espanyol: Diego López; Javi López, David López, Diego Reyes, Aaarón; Jurado (Marc Navarro 86′) , Fuego, Marc Roca, Piatti (Hernán Pérez 66′); Gerard Moreno y Caicedo (Leo Baptistao (64′).

Amarillas: Caicedo (45′) Javi Fuego (53′), Rubén Pérez (63′)

Gol: Leo Baptistao 92′