El fútbol base del RCD Espanyol está de enhorabuena tras la consecución del título de liga conseguido por parte del Benjamín B espanyolista. El equipo dirigido por Erik Llorca ha completado una temporada perfecta y se ha coronado campeón del Grupo 3 de la Primera División Benjamín con un margen destacable respecto a sus perseguidores y a cinco jornadas para la conclusión del campeonato.

El trabajo de los jugadores pericos se ha visto reflejado en el dominio en la clasificación desde el inicio de liga y con unos números inmejorables. El Benjamín B, invicto durante todo el campeonato, ha ganado en cada una de las jornadas disputadas hasta el día de hoy con la excepción de un único empate, unos resultados que le han catapultado a la primera posición a mucha distancia del segundo clasificado. Prueba de ello son los registros goleadores del equipo de Lorca: 157 goles convertidos por sólo 30 encajados, siendo el equipo más goleador y menos goleado de la liga.

Con la victoria frente al Badalona (0-1), los pericos han sumado los puntos necesarios para proclamarse matemáticamente campeones de su grupo.