Bernardo Espinosa ha comparecido este jueves en sala de prensa, donde se ha centrado en evaluar el partido del próximo domingo en el Ramón Sánchez Pizjuán, donde los nuestros esperan encadenar la segunda victoria consecutiva en Liga, algo que todavía no ha sucedido en el presente campeonato. El central asegura que le gustaría seguir en el Espanyol.

“Ganar siempre es un bálsamo de energía, de optimismo. Es cierto que el día que ganamos al Mallorca te quitas un pesito de encima. Tenemos una oportunidad de oro para encarrilar dos victorias seguidas y tenemos en bandeja la posibilidad de seguir creciendo desde la victoria, sumando puntos”, ha afirmado el central.

“Cuando estás abajo y tienes que enfrentar un partido lo primero que miras es la clasificación, pero el Espanyol es un rival de entidad y nadie le ha perdido el respeto, en ninguna situación. Siempre será un equipo fuerte, duro e incómodo. Ningún rival te considera menos de lo que eres”, señala el 20 perico.

“Soy un jugador que me desvivo por el presente, por estar disponible, por contribuir. Mi compromiso es y será máximo. Se hará el balance a final de año y veremos el camino. Estoy feliz y a gusto. De la dificultad también se crece. Si estás a gusto en un sitio, tienes la ilusión de poder seguir, pero el fútbol es tan dinámico”, señala el colombiano.