El culebrón del verano en clave espanyolista tocará este miércoles a su fin, si no hay un cambio radical de última hora el delantero blanquiazul será hoy nuevo jugador del Real Betis Balompié. Las negociaciones entre ambos clubes están ya cerradas, y el jugador tiene un acuerdo con el conjunto verdiblanco desde hace ya unas semanas.

La operación se cierra por 28,14 millones de euros, el valor exacto de la cláusula de rescisión. El Betis, cuyos datos financieros también aparecen en la nota, abonará al Espanyol 18,14 millones en los dos días posteriores a la firma del contrato, esto es, de forma inminente. Cinco más los debe afrontar antes del próximo 23 de diciembre, mientras que los cinco restantes hasta llegar a la cantidad total los pagará antes del 1 de junio de 2020.

El club espanyolista deberá abonar unos 1,4 millones de euros al Celta de Vigo, que se reservó el verano pasado un 5% de una futura venta del “panda”.

El Espanyol tendrá un beneficio neto por la salida del “panda” de 11,725 millones, del cual una buena parte de este dinero irá destinado al fichaje del delantero que ocupe el puesto dejado libre por Borja Iglesias.