El espanyolismo olvida la sonrojante derrota de este pasado jueves en el Molineux Stadium y ya piensa en el encuentro del próximo domingo en Valladolid, donde el equipo se mide a un rival directo por eludir el descenso.

La previa del choque contra los pucelanos está marcada por el estado físico de Raúl de Tomás, baja en Sevilla la semana pasada y en el duelo europeo de ayer en Ingalterra por unas molestias en el abductor de su pierna derecha. El delantero ha iniciado este viernes el entrenamiento con el resto del grupo y todo hace indicar salvo contratiempo de última hora que estará en la lista de convocados que viaje hasta tierras vallisoletanas.