Casi todas los jugadores de la primera plantilla del Espanyol ya están de vacaciones. Las únicas excepciones son Diego Reyes y Felipe Caicedo. Los dos tienen por delante diferentes compromisos con su respectiva selección. Su descanso este verano no será el mismo que el de sus compañeros, que tienen por delante 50 días para desconectar y recargar pilas para la próxima temporada.

México

Se sabía que este verano Diego Reyes retrasaría sus vacaciones por la llamada de su selección. De realizar un buen campeonato en la Copa Confederaciones y llegar a la final estaría compitiendo hasta el 2 de julio.

Sus primeros compromisos son dos amistosos de preparación. El 27 de mayo en los Ángeles frente a Croacia y el segundo contra Irlanda, el 1 de junio en Nueva Yersey. Después, tiene por delante dos partidos de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 en México DF: Honduras y Estados Unidos el 8 y 11 de junio. Y ya, el 17 de junio, arrancará la Copa Confederaciones.

El mexicano tiene por delante 2 amistosos,2 partidos de clasificación para Rusia 2018 y la Copa Confederaciones. El delantero afronta 2 amistosos con la ‘Tri’. Todavía no saben dónde jugarán el año que viene

Ecuador

Por su parte, Felipe Caicedo ha sido convocado para disputar dos partidos con su selección. El primer compromiso es el 8 de junio contra Venezuela en Florida. El segundo, el 13, contra El Salvador en Nueva Jersey.

Los dos futbolistas del Espanyol se encuentran en trámites para resolver su futuro. El delantero quiere minutos y en el club perico le están buscando una salida. Su alta ficha puede complicar las negociaciones, aunque novias no le faltan.

Mientras que con el defensa la idea es que continúe como blanquiazul, aunque las negociaciones con el Porto están siendo más complicadas de lo previsto. La diferencia económica entre los 7 millones que piden los portugueses y lo el Espanyol se puede permitir es muy grande.