Este viernes hemos charlado con Carlos García Pont, vicepresidente del Espanyol, sobre toda la situación que se avecina con la suspensión de Laliga, en principio durante quince días. El club ha tomado todas las medidas de prevención posible tanto en la Dani Jarque como en el RCDE Stadium para poner freno, al menos dentro de su ámbito de actuación.

En lo primero que tenemos que pensar es en la salud de todo el mundo, tanto aficionados, como empleados del club y jugadores, por eso es bueno el aplazamiento”, ha remarcado el vicepresidente perico, y ha dejado claro que “no puedes dar por acabada una Liga a la que le quedan casi el 30% de puntos por disputar, eso no tiene ningún sentido”.

“Cualquier decisión que no sea tajante, cualquier club irá a la justicia y se pedirán medidas cautelares te quedas con la competición parada. Además tenemos que pensar que los contratos de los jugadores acaban el 30 de junio. Todo generaría una situación de mucha incertidumbre. La situación es muy compleja“, ha señalado a Voz Perica García Pont.

“La reunión de ayer fue importante ya que por primera vez en mucho tiempo tanto Liga, como Federación y AFE se sentaron en una mesa”, ha remarcado el vicepresidente perico que ha querido mandar un mensaje nítido a la hinchada perica y a la gente del fútbol “si el fútbol se reanudará casi seguro sería a puerta cerrada, me cuesta mucho pensar que fuera de otra manera”.