Nos ha dejado Josep Manel Casanova, grande entre los grandes, el auténtico forjador del orgullo perico, nuestra cantera. Pionero en buscar jugadores de base debajo de las piedras, construyó un fútbol base que le plantó cara durante años a nuestro todopoderoso vecino, el del presupuesto gigantesco, el ‘més que un club’ que no duda en tentar a docenas de padres para que sus retoños cambien de camiseta y luzcan la azulgrana, aunque luego la gran mayoría queden en juguetes rotos.

Como somos un club de envidiosos y en el que los cotilleos maledicentes son la norma, a Manel le reprocharon que “cobraba” si chavales de la cantera debutaban con el primer equipo. Vamos, como si hacer bien tu trabajo no mereciera un premio. Yo siempre contestaba lo mismo: “ojalá cada año tengamos que pagar a Casanova un montón de primas, eso será señal que estamos jugando con un once totalmente de la casa, y encima vamos traspasando”.

Josep Manel Casanova siempre cercano a todo el mundo

Pero Manel no solo era un enorme profesional, un talento para descubrir el oro futbolístico tras la ilusión de los chavales. Era un gran tipo, un perico lleno de anécdotas que las compartía con quien quisiera escucharle. Formaba parte de la gran historia de nuestro club, y aprender de él era un placer. Con su marcha hemos perdido parte de nuestra memoria.

Nunca entendí porque tuvo que irse a Málaga a seguir demostrando su talento formando y descubriendo futbolistas jóvenes. No comprendí por qué no acabó su carrera profesional, en su casa, en el RCD Espanyol. Fue otro de los damnificados del ‘danismo’, un estilo de dirigir el club que nos dio dos Copas del Rey y un estadio, pero que nos arruinó económica y moralmente.

Por suerte el club ha reaccionado y el nombre de Josep Manel Casanova adornará la puerta 75 del RCDE Stadium. Al final ha sido un propietario de China el que ha tenido que honrar la memoria de un gran perico que tuvo que exiliarse en Málaga por culpa de un presidente catalán. Bien por Chen.

¡Hasta siempre, Manel!

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol