Este domingo será un día especial para cuatro jugadores del Real Betis Balompié, y es que de alguna manera volverán a la que un día fue su casa, de forma más o menos fugaz, estos cuatro jugadores béticos tienen pasado espanyolista.

Tello, Bartra, Feddal y Pau López estuvieron en la Dani Jarque, aunque tan sólo fue el guardameta el que llegó a jugar con el primer equipo. Marc Bartra estuvo dos años en el Espanyol, junto a su hermano Eric, luego llegó el Barça y se los llevó a los dos, como suele pasar de forma lamentablemente habitual.

Cristian Tello llegó al Espanyol en edad juvenil, procedente de la Damm, allí llegó hasta el filial espanyolista, donde destacaba por su gran velocidad y verticalidad, no aceptó la oferta de renovación del club perico y se fue al Barça, donde ya había estado con aterioridad.

En el caso de Zou Feddal, fue convocado en varios partidos con el primer equipo, pero no llegó a debutar, y decidió volver a su país, para tener minutos, pese a que el Espanyol le ofreció renovar por tres temporadas el no acabó de ver clara la operación y decidió abandonar la disciplina perica.

El caso de Pau López es el más conocido de todos, el guardameta abandonó el Espanyol el pasado verano envuelto en mucha polémica, parte de la grada del RCDE Stadium ya le silbó la pasada temporada porque interpretaron que el portero no quería seguir en el Espanyol, finalmente salió al Betis, un secreto a voces y este domingo vuelve al feudo perico donde a buen seguro no será muy bien recibido.

Marc Bartra y su hermano con la camiseta del centenario del Espanyol

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol