David Gallego quiere contagiar a sus jugadores su convencimiento del tipo de partido que deben hacer. “Queremos ser protagonistas, ir a por el partido y jugar con nuestra idea. Al FC Luzern les gusta el juego asociativo y tiene buenos jugadores. Tampoco podemos olvidar que su afición también empujará. La dificultad será máxima”, comenta.

Insiste el técnico en que “aquí no hay confianza posible. Ellos tienen la misma ilusión que nosotros. El equipo quiere competir y creo que haremos un buen partido mañana”.

Fiel a su costumbre, elude hablar del posible once titular “porque cada jugador que viaja tiene posibilidades de actuar” y argumenta que, poco a poco, sus futbolistas se van encontrando mejor. “Avanzaríamos más si pudiera entrenar con todo el grupo más sesiones, pero estamos aptos para competir. Queremos que el buen juego que podamos hacer se traduzca en victoria”.

Por último, también ha tenido un recuerdo emocionado y elogioso para Dani Jarque, puesto que mañana se cumple el décimo aniversario de su fallecimiento. “No hemos de esperar a un aniversario para acordarse de él. Es el eterno capitán. Siempre nos acordamos de él, siempre”.