El próximo partido frente al Leganés será un partido muy especial para David López. La temporada pasada jugó en el equipo pepinero y guarda un recuerdo muy bueno de su etapa allí. “Me trataron de forma magnífica y la afición me votó mejor jugador de la temporada” ha recordado el futbolista.

El partido del domingo

Conocedor de cómo se las gastan en Butarque, no se fía de sus ex compañeros, “es un conjunto muy organizado, que presiona bien y seguro que nos complicará mucho. La gente está muy encima en su campo. No podemos fiarnos“.

Además, David considera que ganar sería un punto de inflexión para el equipo, “veríamos el final de Liga de otra forma, estaríamos más tranquilos en los siguientes compromisos”.

David López ha reconocido que están ilusionados con la posibilidad de Europa. Además alaba la temporada de su compañero Diego Reyes

El sueño europeo

Inevitablemente la posibilidad de jugar en Europa ronda en cada rueda de prensa espanyolista. El último en hablar de las esperanzas periquitas ha sido David López, que ha reconocido que si al final merecen jugar en Europa “ya se verá. El equipo no baja nunca los brazos“.

También ha confirmado que los blanquiazules no conocen lo que son los nervios, para ellos “existe motivación porque estamos haciendo una gran temporada logrando unos números que no se veían. Queremos comprobar hasta dónde somos capaces de llegar”.

Diego Reyes

Mientras en el club siguen negociando con el Oporto para bajar los 7 millones que cuesta Diego Reyes, su ahora compañero en la defensa David López ha roto una lanza a su favor.

Diego Reyes y David Lopez en un entrenamiento

El reconvertido en central ha afirmado que Diego “se está saliendo. Es uno de los jugadores que mejor y más rápido ha encajado”. Además, “Si tienes que rastrear el mercado y buscar otro que no sabes cómo responderá, antes que arriesgar con un dinero, es mejor asegurarse. Pero es cuestión de club”, concluyó el catalán.

Club, compañeros y afición quieren que la temporada que viene Reyes continúe en el equipo, sin embargo, que se quedé o no está ahora en manos del Oporto y en la pericia negociadora de los periquitos.