Este viernes David López ha comparecido en rueda de prensa virtual, donde ha valorado la evolución del equipo en estas semanas de vuelta al trabajo. El de Sant Cugat ha reconocido que viven una situación atípica, pero deja claro que se lo van a dejar todo para lograr el objetivo de la salvación.

Eran semanas muy duras porque entrenar en casa, solo, al final temas de gimnasio y correr, que es lo menos nos gusta, y sumado a la incertidumbre del virus y a lo que iba a suceder con LaLiga. Pero ya estamos aquí. Tenemos una Liga de 11 partidos”, ha señalado David López sobre el confinamiento.

El canterano afirma que el parón les ha venido bien, porque la derrota en Pamplona fue muy dura y han podido resetear

“Desde que volví he visto las sensaciones de la gente y la cara es diferente. Estábamos bloqueados, con ansiedad, el partido de Osasuna nos hizo daño y estar estos meses parados nos ha venido bien. Ha sido un reset que nos puede beneficiar para esta liga de 11 jornadas“, ha señalado el de Sant Cugat.

“La competición ya se ha desvirtuado totalmente. Habrá muchos cambios respecto a una temporada normal. El no tener el público en casa es una desventaja muy grande, el haber sufrido COVID-19 y varios de ellos de forma importante. El hecho de que haya otros equipos que no se jueguen nada, que algunos jueguen en Ciudades Deportivas, realizar cinco cambios… será otra competición“, ha señalado David López.

Por último del canterano ha querido remarcar que el equipo se lo va a dejar todo para lograr el objetivo de la salvación “es el reto más grande de nuestras vidas. Es muy complicado, va a suponer mucho desgaste no sólo físico, también mental y tenemos que estar preparados. Todos somos conscientes y lo vamos a sacar. Nos vamos a partir la cara para ello“, ha sentenciado David López.