La dirección deportiva del Espanyol juntamente con el cuerpo técnico han tomado la decisión de dar salida en forma de cesión tanto a Pipa como a Álex López, dos jugadores que David Gallego conoce muy bien de su época en el filial y que el míster considera que deben tener minutos en Segunda División.

Ambos jugadores apenas han tenido protagonismo en la pretemporada, si bien es cierto el que ha contado con menos minutos ha sido Álex López, que apenas ha participado, Pipa en cambio ha gozado de más protagonismo pero finalmente tampoco ha acabado convenciendo a Gallego de la necesidad de tenerlo en la primera plantilla.

En el centro del campo hay una gran competencia y el club no tendrá que reforzarse para cubrir la baja de Álex López, en cambio donde si tendrán que tomar una decisión será en el lateral derecho ya que se quedaría solo Javi López y bien se va al mercado de fichajes o se apuesta abiertamente por Víctor Gómez, jugador por el cual se deshacen en elogios en la Dani Jarque.