El presidente de Secciones Deportivas Espanyol, Arnau Baqué, ha denunciado que en el partido disputado este domingo por el equipo de balonmano han vivido una situación muy desagradable y es que un grupo de radicales se ha pasado todo el partido insultando al Espanyol.

Los hechos han ocurrido en el transcurso del encuentro disputado en el colegio Sagrat Cor de Sarriá por la sección de balonmano contra el Sant Martí Adrianenc. Un reducido grupo de energúmenos se ha pasado todo el partido cantando insultos contra el Espanyol y además consumiendo drogas, según ha denunciado el presidente de las Secciones Deportivas Espanyol.