Cuando llega el mes de diciembre en el Espanyol tiemblan, no por el frío, si no por el misterioso efecto que este mes produce en las históricas malas rachas del Espanyol cosechadas todas ellas en esta época del año.

El sábado, el Espanyol puede igualar la peor racha de la historia del club en cuánto a derrotas, con seis consecutivas -ojalá que no-. No obstante, si esto sucede, podría ser la quinta vez que los pericos suman seis derrotas consecutivas en las ochenta y cuatro temporadas que lleva el club en la máxima categoría del futbol español.

La primera vez que esto sucedió fue la temporada 1945/46; por aquel entonces, los hombres de Baltasar Albéniz -y Crisanto Bosch– estuvieron seis partidos consecutivos sin ganar. La racha empezó el dos de diciembre con una abultada derrota contra el Atlético Aviación de Ricardo Zamora por 7-3 en el viejo Metropolitano. Durante ese mes, el Espanyol jugó tres partidos más contra el Athletic Club, Valencia y Murcia que acabaría perdiendo y con la destitución de Baltasar Albéniz (después del partido del Athletic). Ya en el mes de enero también perdió contra el Oviedo y el FC Barcelona que sumaron la primera racha negativa del club.

La segunda vez que el Espanyol sumara seis partidos consecutivos perdiendo sería la temporada 19990/91. A mediados de diciembre el Espanyol viajaría a Tenerife para volver con las manos vacías. Posteriormente el Athletic Club se llevaría los tres puntos de Sarrià sumando la segunda derrota consecutiva en el mes de diciembre. Ya en enero los hombres de Luis Aragonés serían derrotados por Osasuna, Sporting de Gijón, Atlético de Madrid y FC Barcelona.

La temporada 2003/04 el Espanyol sumó seis derrotas consecutivas, pero también cinco. Las seis derrotas fueron con Javier Clemente en el banquillo y fue entre el mes de septiembre y octubre cuando perdió contra el Villarreal, Málaga y Celta de Vigo (en casa) y contra Valladolid, Real Madrid y Valencia (como visitante). ¿Y en diciembre? Luis Fernández dirigía al equipo y sumó cinco derrotas consecutivas, hasta la fecha la antepenúltima vez que esto sucedía en la historia del Espanyol. Perdió el treinta de noviembre en el Carlos Belmonte y no ganó ningún partido en todo el mes de diciembre: Osasuna, Atlético de Madrid, FC Barcelona y Deportivo de la Coruña fueron los verdugos del Espanyol en el mes de diciembre del año 2003.

Luis Fernández celebrando la permanencia del equipo en el Olímpico de Barcelona

La excepción que marca la regla fue la temporada 1992/93; por aquel entonces los hombres de Jose Manuel Díaz Novoa y Juanjo Díaz estuvieron seis partidos consecutivos sin ganar durante el mes de mayo y junio. En este 2018, el Espanyol de Rubi suma cinco partidos sin ganar, dos en el mes de noviembre y tres en el mes de diciembre, si llega la sexta el sábado se igualaría la racha más larga de derrotas un mes de diciembre más.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol