Este martes ha comparecido en rueda de prensa Diego López, el portero gallego ha asumido su error en el primer gol del Valladolid a la vez que ha dejado muy claro que el vestuario sigue creyendo en poder lograr el objetivo de la salvación.

“El domingo, el primer gol es error mío. Hay que asumirlo. Yo convivo bien con las críticas, me gusta que me estén encima, me exijan y siempre me he venido arriba. Individualmente voy a sacar, si cabe, más ahora. Nos jugamos, ya no el prestigio individual de cada uno, si no la felicidad de mucha gente y la nuestra propia. De aficionados, familias, hijos, trabajadores de club… merece la pena hacer un esfuerzo doble o triple para salir como sea”, ha señalado el meta perico.

“Tenemos todavía muchas opciones de conseguir el objetivo. Cada vez que pasa una jornada hay menos margen, obvio. El domingo era un partido clave y lo perdimos. Ahora quedan partidos muy decisivos. En la mente de nadie está perder el partido siguiente, vamos a luchar por ganar le jueves, el domingo y lo tenemos muy claro dentro”, ha señalado Diego López.

“A todos nos une un vínculo con este club y lo defenderé a muerte. No me permitiré que nadie me recrimine falta de actitud, compromiso o profesionalidad. Y tampoco lo permitiré en ninguno de mis compañeros. Algo ha cambiado, pero tenemos que cambiar más. El que quiera ganarnos tiene que morir, le tiene que costar mucho”, ha remarcado el guardameta gallego.

Diego López asegura que nada le pueden pedir a la afición ya que el equipo ha realizado partidos muy malos.