Este domingo el que ha dado la cara ante los medios de comunicación ha sido Diego López, que ha asegurado que están viviendo un momento “muy duro” ante la situación del equipo.

Hacemos todo lo que podemos; el equipo quiere y corre, pero no salen las cosas y a la mínima que nos marcan parece que ya hayamos perdido el partido”, ha señalado el guardameta gallego, que ha añadido que el equipo también muestra aspectos “buenos” durante el juego, y afirma que este partido ante el Valladolid no se puede comparar al del perdido contra el Granada.

Diego López ha dado la cara por David Gallego y el portero gallego ha asegurado con rotundidad que, “ni se me pasa por la cabeza una destitución” y aseguró que son los jugadores los que se sienten “máximos responsables” y quienes tienen que “sacar esto adelante”.