Primer entrenamiento de la semana para preparar el duelo de la matinal del domingo ante Osasuna y primeros contratiempos para Quique. Su portero titular y uno de los pilares del equipo, Diego López, está tocado de la rodilla. Sufre una bursitis que le causa problemas desde que se tuviera que retirar del derbi ante el Barça en el Camp Nou el 18 de diciembre. Por eso no pudo ejercitarse ayer. De su evolución depende que pueda defender la meta perica el próximo partido. No se le forzará y Roberto estará preparado para ponerse los guantes.

Navarro evolucionando

En la enfermería sigue el canterano Marc Navarro. El lateral derecho que no pudo viajar a Madrid para jugar en el Bernabéu, se entrenó al margen del grupo en compañía de uno de los preparadores físicos. El cuerpo médico valorará si está disponible para medirse al colista.

Víctor Sánchez apura su curación

El que está más cerca de volver, aunque él mismo se descartó para el encuentro ante los navarros, es Víctor Sánchez que ya realizó una parte de la sesión sobre el verde. Leo Baptistao sigue con su proceso de recuperación. Y Javi López tras un tiempo parado continúa cogiendo ritmo y está próxima su convocatoria para un partido del Espanyol.

LOS LESIONADOS SUMAN YA 55 PARTIDOS DE BAJA. POR SUERTE 10 JUGADORES NO SE HAN PERDIDO NINGÚN DUELO POR PERCANCES FÍSICOS

Temporada aciaga en la salud

Estos percances vienen a reflejar una temporada con muchas lesiones en el RCDE y algunas de larga duración. 55 partidos de baja suman los 13 jugadores que se perdieron encuentros destacando las de Baptistao, Víctor Sánchez, Javi López o Álvaro Vázquez. Por ahora diez futbolistas se han librado de perderse partidos por causa física.

Próxima sesión

Para el miércoles, Quique ha decidido entrenarse a las 10.30 horas en la Dani Jarque a puerta cerrada, sin ni siquiera permitir el acceso de los medios los primeros minutos del ejercicio.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol