El presidente de la AFE, David Aganzo, mantuvo este sábado una reunión con todos los capitanes de Primera y Segunda División para trasladarles la situación del fútbol español, haciendo especial hincapié en la delicada situación económica de muchos clubes ante el parón a causa del COVID-19.

Según ha informado la Cadena COPE algunos capitanes habrían trasladado a Aganzo su rechazo a la política de ajustes salariales que varios clubes de Primera han anunciado ya y que otros pondrán en marcha a lo largo de los próximos días para paliar los efectos del coronavirus.

Si bien es cierto que no es una posición unánime ya que algunos capitanes han mostrado su disponibilidad para ver rebajada su ficha mientras se mantenga la crisis sanitaria global, mientras que otros prefieren esperar a ver el verdadero impacto económico.

En el caso del Espanyol, que ya si ha presentado un ERTE de manera oficial, el club ya informo que no existe acuerdo todavía con la plantilla pero se destacó la buena predisposición existente para llegar a un entente, ya que los jugadores pericos entienden la situación creada con la crisis sanitaria.