La afición del Espanyol hace mucho tiempo que se viene haciendo una pregunta repetidamente y por el momento no encuentra respuesta alguna. La marcha de los primeros equipo tanto masculino como femenino es cuanto menos preocupante, si apuramos mucho, la del femenino es altamente preocupante ya que ocupa el farolillo rojo de la clasificación, más teniendo en cuenta que la capitana, Paloma Fernández, puso en duda que la tan prometida apuesta por el femenino fuera una realidad, lo que le ha costado quedarse fuera de la convocatoria del equipo desde entonces.

Pero es muy curioso, estaremos de acuerdo, que con todo lo que ha sucedido, un cese de entrenador incluido, el máximo responsable del área deportiva del club no haya salido a dar absolutamente ninguna explicación y se mantenga desaparecido en combate. Primero “lanzaron” a Joan Capdevila a dar apoyo a David Gallego, cuando su “cabeza” pendía de un hilo, todavía recordamos la frase del bueno de Tárrega, asegurando en esa rueda de prensa que no podía asegurar que el club no hubiera contactado con algún entrenador. Y después ha salido Rufete, que en una rueda de prensa donde tocaba mirar al futuro, lanzo una sonora bofetada a la plantilla, poniendo en duda su entrega, algo que respondió ayer el propio David López.

Con todos estos antecedentes y mimbres siendo 10 de octubre sorprende sobremanera que el máximo responsable de todo este entuerto en el que nos encontramos deportivamente el máximo responsable no haya salido a dar la cara por su grupo de trabajo. Es inevitable que el aficionado perico se pregunte donde está y algo más importante, que hace. No puede siempre quedar como el bueno de la película, sobre todo cuando esta empieza a ser mala y aburre a los espectadores. La grada perica necesita escuchar al máximo responsable deportivo del club decir algo, ver que existe, valorar el despido de un entrenador en el que nunca creyó, y sobre todo asumir responsabilidades por las cosas que se hayan podido haber hecho mal.

Si el primer equipo va mal, entendido así con el cese de David Gallego, y el femenino es último en Laliga, igual y solo igual el que no ha hecho bien su trabajo es Óscar Perarnau, y por lo tanto deberá explicarse ,o quizás y solo quizás, el próximo en salir del RCDE Stadium sea el o alguno de los que ha ido colocando por debajo de el como parapeto.