La presentación de Pablo Machín nos dejó entre líneas algunas frases muy lapidarias y que corroboran en buena media muchas de las cosas que hemos venido contando en Voz Perica durante todo este tiempo, el único culpable de la actual situación del equipo no es el entrenador cesado, esta plantilla del Espanyol es la campeona de las excusas, del pedir perdón y volver a tropezar en la misma piedra en infinidad de ocasiones.

Vamos a rescatar dos frases de la rueda de prensa de Pablo Machín, una del nuevo entrenador y otra del director de fútbol profesional. La del nuevo míster fue un ruego: “Vamos a intentar no regalar el punto que la Federación nos otorga al empezar el partido” ¿Os suena?, seguro que sí. Lapidaria afirmación de un señor que ha visto los partidos del Espanyol por televisión, que seguro que algo de fútbol entiende y que alucinaría con los dos goles que encajó el Espanyol en Mallorca (por poner como ejemplo el partido del domingo, porque en cada jornada hemos regalado todo lo que se podía regalar).

La segunda frase que rescatamos es de Rufete, y vaya por delante que nos sorprende que no se le haya dado la importancia que tiene en el entorno perico. “Las señales de identidad del propio club, de esfuerzo, de implicación, probablemente las estábamos perdiendo…”. Demoledora afirmación del director de fútbol profesional, que algo debe entender de fútbol y que algo muy grave debe haber visto durante todo este tiempo para lanzar este aviso justo el día que arranca una nueva etapa.

El foco está ahora sobre los jugadores, nuestro apoyo, nuestro aliento y nuestro “cariño” no les va a faltar, pero es momento de ponerse el mono de trabajo y apretar los dientes. Los pesos pesados de esta plantilla han reconocido públicamente que no se estaba poniendo toda la carne en el asador, no son invenciones de Voz Perica, son reiteradas palabras de gente con peso del vestuario y repetidas como un “Deja Vú” durante muchos años, y ya cansa y empieza a doler.

La excusa de no entender el planteamiento de David Gallego ha desaparecido, el míster de la casa ya no está y la grada no va perdonar más desidia y falta de compromiso. Y al parecer el nuevo entrenador viene de casa avisado, porque ayer varios mensajes en esa línea. El apoyo de la hinchada perica lo tenéis asegurado, en otros clubes eso no sería así y antiguos jugadores que este verano marcharon lo están sufriendo en sus propias carnes, pero no es un crédito infinito, y ahora mismo ya estamos pagando las últimas letras del mismo, y nos estamos empezando a cansar.