El pasado lunes el ex presidente del Espanyol, Joan Collet, llevó a cabo su habitual aparición en RAC1, donde llevó a cabo unas declaraciones cargadas de demagogia y populismo que se entienden en un aficionado de grada pero que dichas por un ex presidente son suenan muy mal.

El en primera persona entiende lo que es la economía y el peso destacado que tiene en alguna toma de decisiones, el en primera persona tuvo que gestionar las miserias de años y años de mala gestión, de la cual por cierto, el formó parte activa de la misma. En aquel momento las críticas que recibió nos parecieron injustas, porque aunque es verdad que participo de aquella época no tomó decisiones, ya que su área poco o nada tuvo que ver con la gestión económica que se hizo.

Un ex presidente del Espanyol no puede comportarse como un aficionado más, porque no lo es y porque debe dar ejemplo y mesura en sus apariciones públicas, porque jamás podrá desligar de su vida que fue presidente del club, y a buen seguro que lo lleva con mucho orgullo. Joan Collet debe ser responsable en sus declaraciones, de lo contrario caerá en el populismo, como sucedió el pasado lunes.