Cuatro equipos, 7 finales, -cuatro de ellas fuera de casa-, y un único vencedor. Eso es lo que queda para saber finalmente qué conjuntos se harán con la ansiada sexta y séptima plaza de la clasificación de Primera División. Europa es el premio y ninguno va a renunciar a él.

La diferencia entre el sexto, la Real Sociedad y el noveno, el Espanyol, es ahora mismo de 6 puntos, por lo que las opciones europeas periquitas se mantienen intactas. Si los blanquiazules mantienen su buena racha, y continúan sumando puntos en su casillero, todo es posible, aunque ahora no tienen margen para el error.

Cuatro de los 7 partidos que quedan se juegan fuera de casa. Eibar, Athletic y Real Sociedad se encuentran entre el Espanyol y su sueño europeo. Su fuerza como visitantes determinará el sexto y séptimo puesto

Las claves favorables al Espanyol

Marcado en rojo en el calendario el Espanyol tiene el duelo entre el Eibar y el Athletic de Bilbao de la jornada 33. Un duelo directo entre dos rivales que también mantienen sus opciones europeas y que puede hacer que los blanquiazules recorten distancias.

El Athletic-Eibar puede ser determinante para las opciones pericas

Si lo comparamos con la primera vuelta, los resultados también favorecen a los periquitos. La Real Sociedad sumó 13 puntos, el Espanyol 11, el Athletic 9 y el Eibar 8. Son 7 jornadas de infarto en las que todavía queda mucho por decir.

En contra del Espanyol

De los partidos que quedan, cuatro de ellos son fuera de casa, y en el cómputo globar el Espanyol no tiene los mejores números, aunque en esto, el Athletic, es el que peor lo tiene. Solo ha sumado 14 puntos esta temporada fuera de su feudo. Por su parte los periquitos han sumado 17, el Eibar 20 y la Real 24.

En el calendario del Espanyol hay duelos complicados, el Atlético de Madrid de la jornada 33 y el derbi contra el Barcelona, en casa, en la jornada 35. De su enfrentamiento con los madrileños hay que señalar que los del Cholo Simeone vendrán de jugar la Champions League, y eso puede ayudar a los periquitos a conseguir la victoria.

Mientras que contra el Barcelona contará con el apoyo de toda la afición, y la fuerza de Cornellà, que en los últimos partidos se ha convertido en un fortín que muy pocos son capaces de asaltar.