Por fin vuelve el fútbol. Después del parón de selecciones el Espanyol vuelve a ponerse en marcha después de quince días, que seguro que han sentado bien a la plantilla perica. Se acabaron quince días los cuales fueron perfectos para asimilar el trabajo físico y técnico realizado hasta la fecha. Por delante, el primer partido del Everest Perico, el primer partido de los siete que afrontará el conjunto de David Gallego en los próximos veintiún días -cinco de liga y dos de Europa League-. En frente, el Eibar de José Luis Mendilibar en el día que “estrenarán” un remodelado Ipurua en el cual no se ha jugado aún ni un partido de liga en esta temporada.

El Espanyol, visita Ipurua por sexta vez en la historia desde que el conjunto armero está en la máxima competición del futbol español; hasta la fecha, el Espanyol solo ha conseguido una sola victoria, en la primera visita a Eibar en 2015. Desde entonces, un empate y tres derrotas. O lo que es lo mismo, el Espanyol no gana en Ipurua desde que está José Luis Mendilibar como técnico, ya que, en 2015, el míster del conjunto armero era el ahora técnico del Athletic Club: Gaizka Garitano.

Vascos y catalanes se enfrentan pasando un mal momento en este arranque liguero. En los diez encuentros previos ligueros al del domingo, el Espanyol nunca se había enfrentado al Eibar estando en zona de descenso, por parte del Eibar sucede lo mismo. Hoy, ambos equipos se enfrentan estando en zona de descenso.

No obstante, visitar el País Vasco para disputar partidos ligueros no es sinónimo de buenos resultados. En las últimas siete visitas al País Vasco el Espanyol ha perdido en cuatro veces, dos de ellas contra el Eibar y, solo, ha conseguido una victoria. Contra el Athletic Club en 2018 con David Gallego como entrenador. Para postre, hoy, este Espanyol puede batir el récord negativo de falta de gol en un inicio de liga. El árbitro del partido será Pizarro Gómez, el cual pitará por primera vez al Espanyol en liga al ser un debutante en la categoría.