Este lunes arrancamos semana y curiosamente acabamos año, un 2018 que en clave espanyolista ha sido una verdadera montaña rusa de emociones deportivas. El cese de Quique Sánchez Flores, la ilusionante llegada y fin de temporada con David Gallego, la llegada de Rubi, el espectacular arranque liguero y el frenazo que hemos sufrido con la cadena de derrotas de las últimas semanas, como comentaba una montaña rusa.

Pero pese a los últimos traspiés del equipo de Rubi el tema deportivo no me preocupa, soy de los que están convencidos de que el equipo volverá a la senda de la victoria y a recuperar en parte las inmejorables sensaciones que todos vivimos con el juego desplegado al inicio del campeonato. Es una cuestión de tiempo y también porque no decirlo de calendario, cabe recordar que nos hemos medido a equipos muy fuertes en esta fase de LaLiga, y además el infortunio nos ha acompañado en buena medida.

Marc Roca, David López y Javi Puado en la “Ciutat dels Somnis”

Lo que realmente si me preocupa es el tema social, leía estos días como desde la inauguración del estadio hemos perdido 10.000 abonados, algo que demuestra que no solo la subida de los abonos en la última campaña de renovación de socios tiene la culpa de nuestra decadente realidad social. El club tiene ante sí un gran reto, y es poblar las gradas del RCDE Stadium los días de partido, es doloroso ver el estadio semivacío jornada tras jornada, a buen seguro que desde el club se están realizando todo tipo de iniciativas para lograrlo, pero es un tema urgente, para mi el reto más importante y mayúsculo que tenemos por delante.

Además debemos ser un club diferente, vender algo distinto, algo más que fútbol y el área social tiene en ello una vital importancia. Debemos acercar los jugadores a todos los rincones de Cataluña, un claro ejemplo ha sido el gran éxito que el club ha cosechado en la feria la “Ciutat dels Somnis” con el broche final de la presencia de tres jugadores del primer equipo en la misma. El camino a seguir debe ser ese, debemos fortalecernos como club, crear un vinculo inquebrantable con nuestra gente, hacer sentir el orgullo de pertenencia al Espanyol, eso por desgracia se ha perdido, y debemos recuperarlo. Reto importante para 2019, sin duda.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol