El Espanyol se encuentra en penúltima posición de Laliga, después de la dolorosa y contundente derrota ante Osasuna, que hizo temblar los cimientos del RCDE Stadium, ya que la afición dijo basta ante un nefasto partido blanquiazul, pero si miramos el calendario del Espanyol en los próximos cuatro partidos, es para echarse a temblar.

El primer partido que se nos avecina es la visita del próximo sábado al estadio Santiago Bernabéu, con un Madrid en su mejor versión desde que arrancó la competición a día de hoy se antoja como un milagro sacar algo positivo de la visita a la capital de España.

A la siguiente jornada recibimos la visita del Betis de Rubi y Borja Iglesias, partido cargado de morbo y que esta señalado en rojo por los pericos desde que se conoció el calendario de Liga. Será una nueva oportunidad para los nuestros de sumar los primeros tres puntos del campeonato como locales.

El siguiente rival de los de Machín será el Leganés, actual farolillo rojo de Laliga, con Javier Aguirre en el banquillo pepinero, final con mayúsculas para los nuestros. Y para acabar esta serie de cuatro partidos llegará el derbi contra el Barça, como os contábamos antes un calendario que da pánico, más bien la situación del equipo.