El Espanyol acudirá al mercado de invierno, y pondrá toda la carne en el asador para reforzar una plantilla que está pidiendo a gritos una pequeña revolución, dentro del margen que dará un mercado limitado como el que se avecina. Chen Yansheng es conocedor de la delicada situación que vive la primera plantilla, y no se descartan a estas alturas decisiones drásticas, en este sentido no se puede descartar el cese de Óscar Perarnau y de Rufete, es una evidencia a estas alturas que la planificación deportiva ha sido un desastre.

En verano el equipo perdió efectivos muy importantes y no llegaron sustitutos a su altura, el míster ya afirmó hace días que se necesitaba un sustituto para Borja Iglesias, pero no solo llegará un delantero, serán varios los jugadores que refuercen al equipo en el mercado de invierno. Lo que falta por concretar es que sean los actuales responsables deportivos los que ejerzan esa función. Chen Yansheng llegará en los próximos días a Barcelona y le tocará tomar decisiones importantes.