Uno de los fichajes que despertó más sorpresa en el pasado mercado de invierno fue el de Kevin Prince Boateng por el Barça, y a tenor de las palabras del delantero azulgrana podemos asegurar que el primer sorprendido es el propio jugador.

El delantero jugaba en el Sassuolo italiano y su agente le pidió que contra el Inter hiciera un gran partido, porque había un equipo observándolo, tras el encuentro, en el que destacó, su agente le dijo que se iban a Barcelona. “Yo pensaba que se refería al Espanyol, pero dijo: ‘no, los mejores’. Fue increíble. No lo podía creer hasta que el director deportivo me llamó”, aseguró Boateng.

Cabe destacar que el delantero es amigo de Diego López, y se les ha podido ver juntos en su tiempo libre por Barcelona, ambos coincidieron en el Milán.