El centrocampista del Real Madrid, Isco Alarcón, pudo haber terminado vistiendo la blanquiazul que incluso llegó a pasar una prueba con el Espanyol. “Fue su madre la que no vio claro el cambio” ha desvelado quien intentó ficharle, José Manuel Casanova, coordinador de la cantera del Espanyol en aquel entonces y actual responsable de la cantera del Málaga.

La explosión de Isco siendo un niño

Actualmente es una de las estrellas del Real Madrid de Zidane pero Isco Alarcón empezó a dar sus primeros pasos en el mundo del fútbol en el Atlético Benamiel CF. Tras debutar y demostrar su clase muchos equipos se postularon para hacerse con uno de los talentos nacionales. José Manuel Casanova, coordinador de la cantera del Espanyol en aquella época fue uno de los que lo intentó fichar.

Isco Alarcón se presentó a hacer las pruebas del Espanyol pero su madre frenó la operación. Sandro Ramírez estuvo fichado pero se escapó 

Su madre impidió el fichaje

El extécnico perico explicó en el programa ‘Esports COPE’ el paso de Isco por el club blanquiazul y qué truncó su fichaje. Más bien, quién impidió que se convirtiera en jugador de la cantera perica.

A Isco le tuve probando en el Espanyol pero su madre no veía claro que viniese porque era muy pequeño”, explicó José Manuel Casanova. Además, Casanova añadió el tema del idioma como otro de los problemas que argumentó la madre de Isco para que no fichara por el Espanyol.

Lo que pasó después ya se conoce. Isco fichó finalmente por el Valencia, el Málaga y actualmente es el centrocampista del Real Madrid. De haber conseguido convencer a la madre del de Arroyo de la Miel, la historia habría sido bien distinta.

El caso de Sandro

En ese mismo programa José Manuel Casanova aseguró que a punto estuvo de traer también a Sandro Ramírez. Pero el actual delantero del Málaga se quedó a un paso de ser parte de la cantera blanquiazul. “A Sandro yo ya lo tenía firmado con el Espanyol cuando era infantil” apuntó Casanova. Sin embargo, el canario optó por el Barcelona. Y lo demás como suele decirse, es historia.