Gerard Piqué ha sido y a buen seguro será el foco de todas las miradas en el derbi de esta tarde en el Camp Nou, sus prepotentes y chulescas palabras están recibiendo las críticas incluso del entorno azulgrana, que ve con cierta vergüenza como un jugador de su plantilla trata de calentar de forma innecesaria un partido de fútbol.

Para ello basta con leer el artículo de opinión de Ernest Folch, director de SPORT este sábado, donde lamenta las “puyas” que el central azulgrana ha dedicado al Espanyol en la previa del derbi y que solo servirán para alimentar el ego del futbolista y supondrán un problema para Bartomeu, el presidente del Barça que a buen seguro recibirá llamadas por la nueva salida de todo de Piqué.

Es un artículo contundente del director de SPORT que demuestra el nivel de hartazgo que se vive en el entorno azulgrana con un jugador que cree que vive por encima del bien y del mal.