El RCD Espanyol de Barcelona desea expresar su más enérgica protesta ante las graves insinuaciones realizadas esta mañana durante su declaración en el proceso abierto por el amaño del partido Levante-Zaragoza del año 2011, por el que fuera Presidente del Deportivo de la Coruña, Augusto César Lendoiro, respecto a la comisión de presuntas irregularidades cometidas durante del partido disputado por nuestro club ante el Zaragoza en el Estadio de la Romareda en la temporada 2010-2011.

Manifestaciones de este tipo dejan lugar a la duda, manchan de manera oportunista a todo el colectivo de deportistas y dirigentes y en todo caso mancillan la imagen de nuestro club, de nuestros expresidentes y de nuestros exjugadores a los que no se puede acusar de irregularidades de manera gratuita y sin fundamento, solo por una “percepción”.