El Espanyol llegaba a la Cerámica de Villarreal con la ilusión de comenzar la remontada en Laliga, con una afición entregada que recibía al equipo en la ciudad amarilla al grito de ¡Si se puede!. Abelardo presentaba el once esperado por todos, con la dupla atacante formada por Raúl de Tomás y Calleri, debutaba el madrileño en Liga. La lluvia y el viento serían protagonistas del partido.

El partido no podía comenzar mejor para los nuestros, salida de un córner, el balón que llega al segundo palo y David López lo manda al fondo de las mallas para hacer estallar la Cerámica que rezumaba espanyolismo en todas sus esquinas. Dos minutos después tuvo otra clara ocasión el Espanyol, enorme jugada de Darder y remate de Rául de Tomás que sacó a córner Asenjo. La jugada fue penalti claro, por manos del defensor castellonense, pese a revisarlo en el VAR no se pitó, inexplicable.

El partido cayó en ritmo a partir de la media hora, si bien es cierto que los locales empezaron a merodear el área de Diego López, pero sin crear excesivo peligro. Se llegó al descanso, en una primera mitad donde el Espanyol dio sensación de equipo y de llevar mucho peligro a zona de ataque. Buenos primeros cuarenta y cinco minutos de los nuestros.

La segunda parte no podía comenzar mejor y es que Raúl de Tomás nada más empezar el segundo round puso el 0-2 en el electrónico de la Cerámica con un excelente cabezazo en el segundo palo tras un buen centro de Calleri. El Espanyol ponía mucha tierra de por medio con el Villarreal. La fiesta perica en el feudo amarillo era total. En el 58 llegaría una acción que cambiaría la dinámica del choque, penalti a favor del Villarreal por manos de Javi López y expulsión del capitán, polémico porque antes le toca en la pierna al sevillano. Gol de Cazorla, a sufrir.

En el 63 llegaba el primer cambio de Abelardo, dando entrada a Víctor Sánchez por Calleri. El Villarreal espoleado por las decisiones arbitrales apretaba al Espanyol y el míster movía en el 74 el banquillo de nuevo, dando entrada a Calero por Melendo. En el 84 Abelardo agotaba los cambios dando entrada a Iturraspe por el goleador David López.

Llegaba el final del partido y la alegría perica se desbordaba en las gradas y en el césped del estadio de la Cerámica, victoria trabajada y sufrida (por la actuación arbitral), nos abría el camino para la remontada en Laliga ¡Claro que se puede!.

Ficha técnica:

Villarreal: Asenjo; Mario Gaspar, Albiol, Pau Torres, Alberto Moreno; Iborra, Trigueros, Anguissa; Chukwueze, Bacca y Cazorla.

Espanyol: Diego López; Javi López, Naldo, Bernardo, Dídac; Darder, David López, Marc Roca, Melendo; Raúl De Tomás y Calleri.