El Espanyol acaba de emitir un comunicado donde anuncia una serie de cambios derivados de la pandemia que estamos sufriendo y como es lógico afecta a todos los sectores de la sociedad. El club no es ajeno a la crisis económica que se avecina y ha tomado la decisión de redefinir su estrategia comercial.

La decisión más severa en este sentido es el cierre, de forma definitiva, de la RCDE Store de las Ramblas. Una tienda que había sido acogida con gran entusiasmo por la hinchada perica, pero que los números han demostrado que es deficitaria.

El club también ha anunciado que trabaja en la elaboración del concepto tienda-cafetería con un espacio único, en la Ciutat Esportiva Dani Jarque, mejorando así los servicios y potenciando la venta de productos oficiales de una manera más directa.

El club se ha visto obligado a cancelar los conciertos que tenía programados en el estadio para este verano y además también se han cancelados las giras que el primer equipo iba a realizar en las próximas fechas.