El Espanyol iba camino de imponerse con autoridad en Villarreal en el estadio de la Cerámica y podía haber puesto pie y medio en la siguiente ronda de la Copa del Rey, pero acabó empatando un partido que tenía ganado. Los de Rubi han planteado un partido muy serio y desde un buen principio han dado una gran imagen, pero han tirado por la borda gran parte del trabajo al dejarse empatar por los amarillos en el tramo final de encuentro.

A los 14 minutos de partido un disparo desde fuera del área de Sergi Darder abría el marcador, un gran gol del centrocampista balear que ha cuajado un gran partido en Villarreal, imponiendo su juego en el centro del campo y haciendo jugar al resto de sus compañeros. En líneas generales el equipo jugó una gran primera parte, tuvo ocasiones para irse con mayor premio al descanso. También Roberto tuvo una actuación destacada en el primer round.

Esteban Granero fue titular en el estadio de la Cerámica

El equipo salió igual de enchufado en la segunda mitad, destacable también fue el partido de Álex López en la medular, precisamente el canterano marcó en el 71 de juego el 0-2, que ponía la eliminatoria muy favorable para nuestros intereses. Nada hacía presagiar que en los últimos minutos de partido dejáramos escapar una victoria que nos ponía con pie y medio en la siguiente ronda.

Pero en el minuto 84 Ekambi hacía el primero para los amarillos y en el minuto 89 Bacca ponía el empate lo que deja la eliminatoria con ventaja para los pericos, pero con un resultado que hace daño porque demuestra una vez más la fragilidad del equipo de Rubi.

Ficha técnica:

Villarreal: Andrés Fernández; Jaume Costa (Miguelón, 83′), Álvaro, Bonera, Layún; Raba (Fornals, 69′), Cáseres (Iborra, 66′), Trigueros, Pedraza; Toko Ekambi y Bacca.

Espanyol:Roberto; Rosales, David López, Óscar Duarte, Pedrosa; Álex López, Darder, Granero (Marc Roca, 66′); Piatti, Hernán Pérez (Víctor Sánchez, 79′) y Borja Iglesias (Puado, 71′).