El Espanyol con el empate de ayer ante el Ferencváros ha entrado en la historia del fútbol europeo al convertirse en el primer equipo que logra acumular 22 partidos seguidos sin conocer la derrota. Unos números que nadie había logrado en el viejo continente, sin duda es un hito para sentirnos muy orgullosos.