El Espanyol cierra la tabla de Primera División después de la victoria del Leganés de Javier Aguirre ante el Celta de Vigo, los pericos no eran colistas a estas alturas del campeonato desde hacía 16 años, por aquel entonce el equipo logró salvarse, un motivo para la esperanza. En aquel curso el Espanyol tenía 8 puntos, pero ganó los dos últimos encuentros de la primera vuelta y acabó con 14 puntos.

En la presente temporada el equipo de Machín tiene por delante tres partidos para acabar la primera fase del curso. El Betis de Rubi es el primer rival al que se medirán los pericos, después viajarán a Butarque para medirse a un rival directo y acabarán la primera vuelta en casa recibiendo al Barça. La reacción no puede hacerse esperar, la salvación esta ahora mismo a cinco puntos, la marca el Mallorca.