Este lunes se han conocido los topes salariales de los clubes de Laliga, y en este sentido cabe destacar que el Espanyol se encuentra en la décima posición de la competición con 69 millones de euros.

El límite salarial se calcula con los ingresos recibidos desde cuatro grandes campos. El primero, y más importante, los ingresos por televisión, tras ellos, publicidad, traspasos y, por último, el ingreso recibido por socios. A dichos números podría sumarse posteriormente una supuesta ampliación de capital, movimiento que permitiría aumentar el límite.

El tope salarial del Espanyol ha aumentado en 13 millones de euros respecto al curso pasado, situándose en esta temporada en los 69 millones de euros. En cabeza del tope salarial se encuentra el FC Barcelona con 671 millones de euros. La desigualdad en Laliga es más que palpable y evidente.